¿Cómo pueden las empresas contribuir a la igualdad de género?

ODS 5El Objetivo 5 busca facilitar a las mujeres y niñas igualdad en el acceso a la educación y atención médica, a las oportunidades laborales y a la toma de decisiones políticas y económicas.

Las empresas tienen un papel clave en este sentido, debiendo adoptar a nivel interno políticas y procedimientos para garantizar los mismos derechos y oportunidades laborales a la mujer e invirtiendo a nivel externo en programas de empoderamiento económico de las mujeres y niñas, fomentando así el crecimiento económico y el desarrollo social..

El ODS 5 pretende facilitar a las mujeres y niñas igualdad en el acceso a la educación y atención médica, en las oportunidades para conseguir un trabajo digno y en la representación en los procesos de adopción de decisiones políticas y económicas.

Cómo pueden las empresas contribuir

  1. Dimensión de género. Garantizar que todas las políticas de la empresa incluyan la dimensión de género y fomentar desde la cultura empresarial la igualdad y la integración. Herramienta de análisis de brecha de género.
  2. Plan formativo para todos los niveles de la empresa en materia de género, que incluya temáticas como los derechos humanos y la no discriminación, con atención especial a los departamentos de recursos humanos.
  3. Fijar objetivos y resultados a nivel empresarial para la igualdad de género y medir y difundir el progreso.
  4. Políticas salariales que aseguren una igual retribución por igual trabajo, independientemente del género.
  5. Sistema de contratación y protección del empleo para integrar la dimensión de género y combatir una posible discriminación en la contratación, la promoción y el nombramiento de altos cargos y miembros del consejo de administración.
  6. Conciliación familiar, tanto de mujeres como de hombres, y el acceso a guarderías.
  7. Tolerancia cero. Instaurar una política de tolerancia cero hacia cualquier forma de violencia en el entorno laboral que contemple los abusos verbales y físicos.
  8. Respetar la dignidad de las mujeres y niñas en todos los productos y servicios de la empresa, incluidas las acciones de marketing.
  9. Formar a proveedores en materia de igualdad de género.
  10. Capacitar a las mujeres de la cadena de suministro para adquirir nuevas habilidades laborales.
  11. Integrar una cultura de derechos humanos en la empresa, a través de la implantación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas, con especial hincapié en los derechos de la mujer. Formación en DDHH

Para ampliar la información: “El sector privado ante los ODS. Guía práctica para la acción”