Colaboramos en la fabricación de material de protección para hospitales y centros geriátricos

Nos encontramos ante una crisis sanitaria sin precedentes. La rápida propagación del COVID-19, así como la declaración del estado de alarma, han paralizado casi por completo la actividad económica en nuestro país. Dentro de este contexto, en nuestro Grupo Cooperativo Cajamar estamos abordando esta situación excepcional en condiciones difíciles, pero asumiendo el papel que nos corresponde como un servicio básico y esencial que debemos prestar con garantías a la ciudadanía.

Igualmente, somos conscientes de la situación crítica que está viviendo el personal sanitario debido a la gran demanda global que existe de materiales de prevención y protección. A esto se suma el aumento exponencial de los contagios, que está saturando los hospitales de una gran parte del país y que, por tanto, hace aumentar el riesgo al que se ven expuestos en estos momentos los profesionales de la salud.

Colaboramos en la fabricación del material de protección

Por todo lo anterior, desde nuestro Grupo Cooperativo Cajamar, aparte de poner en marcha iniciativas que permitan aportar soluciones financieras a las familias y a las empresas, con la finalidad de que puedan afrontar las consecuencias de la situación económica sobrevenida por el COVID-19, estamos colaborando activamente en iniciativas de la sociedad civil orientadas a la fabricación urgente de material sanitario aprovechando todos los recursos disponibles.

En concreto, estamos participando en un proyecto nacional colaborativo de impresión en 3D de material de protección para hospitales y centros geriátricos. Se trata de una iniciativa promovida por SICNOVA 3D al objeto de crear una red de donantes capaz de proveer de los productos que son necesarios para la fabricación de los materiales de protección. Así, esta plataforma pone en contacto tanto a entidades como a donantes, facilitando de este modo su comunicación, y obteniendo como resultado diferente material sanitario y de protección para enviar allí donde se necesita, sin necesidad de contacto físico y evitando el riesgo de contagio.

Con iniciativas de colaboración como esta es seguro que saldremos de esta situación entre todos. Sin duda esta pandemia va a suponer un antes y un después en la forma de gestionar situaciones de crisis por parte de las autoridades, así como en el comportamiento de los ciudadanos, las empresas y las instituciones ante ellas.