El sector agroalimentario pone de manifiesto su valor estratégico

El estado de alarma decretado por el Gobierno ha confinado a una gran parte de la población en sus casas permitiendo salir exclusivamente para cubrir las necesidades básicas y esenciales, como es el caso del aprovisionamiento de alimentos. Por ello, ante una crisis sanitaria global sin precedentes, como las que estamos viviendo, es un buen momento para destacar la importancia del sector agrario y agroalimentario, en definitiva, el sector agro, para nuestra economía y nuestro bienestar; especialmente porque en estos días está desarrollando su actividad de forma ejemplar, garantizando la calidad, la cantidad, el precio y la seguridad de los alimentos que produce y que pone a nuestra disposición.

El agro constituye un sector estratégico para nuestro país, ya que desempeña una función primordial como fuente de producción de alimentos y recursos imprescindibles para la vida y la salud de la población. Además, contribuye de forma inequívoca a generar riqueza y empleo, fijando población al territorio, especialmente en el medio rural, y cumpliendo una función medioambiental insustituible de preservación de los ecosistemas y de articulación del territorio. En este sentido, se puede decir que el sector agroalimentario es uno de los más dinámicos de la economía globalizada, muy transversal en el ámbito de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y que es un auténtico motor para el desarrollo sostenible en cuanto generador de actividad, empleo y equilibrio territorial.

En España, además, se trata de un sector muy dinámico en términos de innovación en la producción, en la distribución y en la creación de valor para los alimentos. La tecnología está siendo capital para incrementar la productividad de la actividad agraria y obtener productos de máxima calidad y a precios asequibles para todos los ciudadanos.

Nuestro compromiso agroalimentario

El compromiso de nuestro Grupo Cooperativo Cajamar con el sector agro surge desde nuestros propios orígenes, proporcionando financiación y servicios financieros a los pequeños agricultores, creciendo con ellos, con las cooperativas y empresas, con la industria y servicios auxiliares de la agricultura, con el conjunto de la cadena alimentaria. Gracias al esfuerzo colectivo, y manteniendo siempre el objetivo de crecer con el entorno y crear valor compartido, nuestro Grupo ha llegado a ser una de las entidades bancarias líderes en el sector. Y esto no solo lo ha conseguido aportando soluciones financieras para la agricultura y para la industria de los alimentos, también generando transferencia de conocimiento para los agricultores y las empresas del sector a través de nuestros centros de investigación agraria y transferencia de conocimiento.

Ahora más que nunca, ante la crisis sanitaria que estamos viviendo por el COVID-19, desde nuestro Grupo Cooperativo Cajamar queremos reconocer el trabajo de los productores que mantienen la cadena de suministro ofreciendo alimentos sanos y de calidad; demostrando que la producción agrícola es clave para la industria, la distribución alimentaria, y, sobre todo, para el bienestar y la salud de las personas. Además, en nuestro Grupo Cooperativo Cajamar seguimos trabajando día a día en medidas que ayuden a nuestros socios y clientes a paliar el impacto económico de esta crisis, y manteniendo la doble responsabilidad de prestar un servicio de especial relevancia para la sociedad y para la protección de la salud de todos.