¿Cómo pueden promover las empresas a contribuir e impulsar el respeto a los derechos humanos?

ODS 16El sector privado tiene un rol claro en la consecución de este Objetivo, incorporando el respeto a los DDHH y procesos de transparencia en la organización, evitando cualquier forma de violencia a menores y otros grupos vulnerables en su cadena de suministro e impulsando el estado de derecho en aquellos países en los que opere.

El Objetivo 16 pretende promover el estado de derecho a nivel nacional e internacional y garantizar la igualdad de acceso a la justicia para todos, reduciendo la corrupción y el soborno y creando instituciones responsables y transparentes; acabar con todas las formas de violencia y delincuencia organizada, especialmente contra los niños; impulsar el respeto de los derechos humanos; fortalecer la participación de los países en desarrollo en las decisiones globales y promover leyes y políticas en favor del desarrollo sostenible a nivel internacional.

Cumplir con la legislación nacional en aquellos países en los que opere y con la legislación internacional en derechos humanos, tanto en sus operaciones directas, como a través de la cadena de suministro.

Cómo pueden las empresas contribuir

  1. Elaborar una política contra el acoso, abuso, intimidación o violencia en la empresa y aplicar acciones.
  2. Desarrollar un código ético, así como un buzón para recibir reclamaciones en caso de incumplimiento.
  3. Integrar los principios rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas.
  4. Establecer un sistema de reclamaciones a nivel operacional, que permita a los grupos de interés comunicar a la empresa los potenciales impactos sobre los DDHH.
  5. Formar a empleados y proveedores en materia de transparencia y DDHH. Forma a tus empleados en transparencia y DDHH
  6. Crear una política de regalos. instaurar una política para la prevención de delitos y contra el fraude.
  7. Contar con mecanismos para evaluar la existencia de trabajo forzoso e infantil en la cadena de suministro y formar a proveedores para erradicar estas prácticas.
  8. Evaluar las operaciones de la empresa en zonas afectadas por conflictos, para minimizar los impactos negativos y aumentar los positivos. Por ejemplo, ofreciendo trabajo a grupos vulnerables.
  9. Mantener una relación transparente y acorde al derecho internacional con los gobiernos de los países en los que opere la empresa, para prevenir la corrupción y el soborno.