¿Cómo pueden las empresas contribuir a proteger los ecosistemas marinos y costeros?

ODS 14Las empresas juegan un rol clave ante las metas de este ODS, a través de la reducción de la contaminación sobre océanos y mares en sus actividades, impactando positivamente sobre los países insulares en desarrollo, promoviendo prácticas de pesca sostenibles y ajustando sus actuaciones al derecho internacional. Hay determinadas entidades cuyo núcleo de negocio está más directamente ligado a este Objetivo, como las del sector turístico, de la construcción o la alimentación.

No obstante, todas las empresas, independientemente de su sector, pueden tomar medidas para contribuir.

Cómo pueden las empresas contribuir

  1. Evitar contaminar los océanos y mares a través de las actividades de la empresa, tanto directas, como a través de su cadena de suministro.
  2. Respetar los ecosistemas marinos y costeros y la biodiversidad marina en los entornos en los que se ubican las instalaciones y fábricas de la empresa.
  3. Reducir el uso de sustancias tóxicas, plásticos y materiales no biodegradables en el ciclo de los productos y servicios de la empresa, evitando que éstas alcancen los ecosistemas marinos y costeros.
  4. Promover una urbanización sostenible del litoral y la costa, en el caso de las empresas de construcción y turísticas, que preserve el paisaje y los ecosistemas. Conoce el proyecto“Turismo responsable: un compromiso de todos
  5. Promover modalidades de pesca sostenibles, en el caso de las empresas del sector alimentario y pesquero, que faciliten el acceso a alimentos sanos a más personas y reduzcan su impacto sobre el hábitat marino.
  6. Concienciar a empleados y cadena de suministro de la importancia de proteger los ecosistemas marinos y costeros.
  7. Desarrollar estrategias de alerta y reparación para identificar, contener y remediar accidentes y daños marinos en las operaciones de la empresa.
  8. Elaborar una política de biodiversidad en aquellas empresas cuyas operaciones impacten sobre el mar.
  9. Actuar bajo criterios de sostenibilidad en zonas insulares en desarrollo, potenciando su crecimiento económico a través de prácticas responsables con los océanos y mares.
  10. Ajustar las actuaciones de la empresa a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.