Jamás conseguiremos incrementar nuestra productividad si no invertimos en infraestructura.

ODS_9Las inversiones en infraestructura son fundamentales para lograr el desarrollo sostenible y para impulsar a las comunidades en todos los países. Jamás conseguiremos incrementar nuestra productividad e ingresos, ni mejorar nuestros resultados sanitarios y educativos, si no invertimos en infraestructura. Los transportes, el riego, la energía y la tecnología de la información y comunicaciones son esenciales en cualquier país, pero algunos carecen todavía de infraestructuras tan básicas como las carreteras. ¿Sabías que 2.600 millones de personas (¡dos veces la población entera de China!) no tienen acceso a la electricidad a tiempo completo? Crecemos muy rápido, y este ritmo está generando la necesidad de contar con nuevas inversiones en infraestructuras sostenibles.

Desde la necesidad de aumentar el acceso de pequeñas empresas, sobre todo en países en desarrollo, hasta apoyar el desarrollo de tecnologías nacionales, la inversión en infraestructura debe estar entre nuestras prioridades para garantizar el desarrollo económico y el bienestar humano.

¿Qué queremos y qué creemos posible?

Queremos que el acceso a la tecnología de la información sea algo universal.

Queremos aumentar de manera significativa la contribución de la industria al empleo y al producto interno bruto, duplicando esa contribución en los países menos adelantados.

Queremos construir infraestructuras sostenibles, promover la industrialización limpia y fomentar la innovación. Cumplir todos estos objetivos es mejorar la vida de todos nosotros.

¿Y tú, cómo quieres contribuir?

ODS_9b