Banca en casa

La banca en casa

Qué es la banca electrónica

La banca electrónica, también conocida como banca en línea (online) o banca virtual, hace referencia al canal que permite el acceso a los productos y servicios bancarios a través de Internet. Desde su implantación en España a mediados de los años 90 del siglo XX, ha experimentado un crecimiento vertiginoso como consecuencia de la comodidad y la seguridad que ofrece este canal. La banca telefónica fue el antecedente de este canal.

Para algunas entidades financieras este canal es complementario al canal tradicional de oficinas físicas. Para otras, por el contrario, es el más importante para ofrecer la mayor parte de sus productos y servicios.

Qué nos ofrece la banca electrónica

Hay infinidad de funcionalidades que ofrece la banca electrónica. Las más utilizadas son:

  • Consultar saldos de cuentas y movimientos
  • Realizar pagos y transferencia
  • Pagar recibos y tributos
  • Contratar productos y servicios

En realidad se puede decir que prácticamente todas las operaciones que se hacen una oficina física se pueden realizar a través de la banca electrónica.

Ventajas y limitaciones

La banca electrónica tiene tanto ventajas como limitaciones. No obstante, las ventajas superan sobradamente las limitaciones, y cada vez más gente utiliza este servicio en todo el mundo.

Entre las ventajas podemos destacar:

  • Comodidad
  • Conveniencia y posibilidad de acceso en cualquier lugar y en cualquier momento
  • Ahorro de tiempo y de costes
  • En general, menor importe por comisiones
  • Mayor transparencia en la información

Entre las posibles limitaciones destacaríamos fundamentalmente dos:

  • Los posibles problemas de seguridad
  • La despersonalización del servicio

Algunos consejos

Es importante tener presentes una serie de consejos antes de utilizar los servicios de la banca electrónica:

  • No debemos facilitar nuestras claves secretas a nadie. Nuestro banco nunca nos pedirá las claves por correo electrónico.
  • Debemos guardar las claves en un sitio seguro.
  • En caso de detectar un fraude, debemos ponerlo en conocimiento de la entidad financiera cuanto antes
  • Debemos asegurarnos de que el entorno de Internet en el que estamos operando es seguro. El icono de un candado en la barra de estado inferior derecha de la pantalla nos lo puede indicar. Pinchando sobre el icono podremos acceder al certificado de seguridad. Además, debemos observar si la dirección de Internet comienza con https: en lugar de solo http:
  • Debemos evitar acceder a la banca electrónica en ordenadores públicos. Estos ordenadores podrían tener programas para capturar nuestros datos personales.
  • Debemos instalar programas antivirus en nuestro ordenador, así como tenerlos actualizados, para garantizar la seguridad.
  • Debemos seguir los consejos de seguridad que nos que nos hace nuestra entidad financiera.
  • Si realizamos alguna operación bancaria, debemos archivar el resguardo. Esta funcionalidad la ofrecen todas las entidades.
  • Debemos cerrar la sesión cuando terminemos de operar con nuestra banca electrónica.
Volver a arriba