¿Cómo pueden las empresas contribuir a a conseguir un crecimiento económico sostenible e inclusivo?

ODS 8El sector privado tiene un rol claro en la consecución de este Objetivo, ya que las empresas son el instrumento principal para la creación de puestos de trabajo. Así, deben garantizar condiciones dignas de empleo, tanto a sus trabajadores directos como a través de sus cadenas de suministro, fomentar la contratación de nueva mano de obra, especialmente entre grupos en situación de vulnerabilidad e incrementarla productividad económica, a través del impulso de la I+D+i, la tecnología y el emprendimiento.

Según el estudio de 2016 de Global Compact sobre oportunidades de negocio en el desarrollo sostenible, éste es el ODS que las empresas de todo el mundo identifican como el que más posibilidades de negocio les brinda.

Cómo pueden las empresas contribuir

  1. Utilización eficiente de los recursos. Llevar a cabo una utilización eficiente de los recursos naturales en las actividades de la empresa.
  2. Medidas de diversidad en la empresa, proporcionando a las mujeres, jóvenes y grupos desfavorecidos la oportunidad de desarrollarse laboralmente de forma igualitaria.
  3. Crear una cultura de derechos humanos en la empresa, a través de la implantación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas, para fomentar el derecho a un trabajo decente para todos sus trabajadores y los de su cadena de valor. Información sobre curso gratuito en DDHH para empleados
  4. Proporcionar condiciones laborales dignas a empleados y proveedores, incluidos a los de los países con legislaciones débiles.
  5. Fomentar el empleo de jóvenes en la empresa, especialmente de entornos desfavorecidos.
  6. Controlar y formar a la cadena de suministro en materia de derechos humanos, para erradicar prácticas como el trabajo forzoso o infantil.
  7. Impulsar la economía y cultura local allá donde opere la empresa, a través del apoyo a las empresas y productores locales y formando y contratando a personas de la zona.
  8. Formar al departamento de recursos humanos en el derecho a la no discriminación, para que las contrataciones en la empresa se produzcan sin tener en cuenta el género, la edad o cualquier otro tipo de característica personal.